La escuela Avellaneda tiene una Vereda Literaria

La escuela Avellaneda tiene una Vereda Literaria

Mónica Ritacca
mritacca@ellitoral.com

 

La fachada de la escuela primaria N° 14, Dr. Nicolás Avellaneda, de Barrio Roma, llama la atención. A metros de la puerta de ingreso hay un mueble lleno de libros y cuentos. Es la Vereda Literaria, una biblioteca libre, de acceso sin restricciones y gratuito para cualquier persona que desee tomar prestado alguno de sus libros para leer.

La escuela primaria Nicolás Avellaneda está emplazada en calle Santiago de Chile 2909, en Barrio Roma. La Vereda Literaria funciona desde el 1 de octubre bajo dos modalidades muy simples:

  • cada lector puede llevarse el libro o revista que más le guste y, luego de leerlo, debe devolverlo a su lugar.
  • quien desee, también puede colocar otro libro en calidad de donación.

 

Quien quiera puede acercarse a ella de lunes a viernes, en el horario de 7.30 a 17.30.

 

“Una grata sorpresa”

¡MIRÁ! se acercó a la Vereda Literaria y charló con los vecinos del barrio. Contaron que el primer día que sacaron una biblioteca a la calle se quedaron sorprendidos. Pensaron que era una actividad escolar y que al otro día la fachada de la escuela volvería a ser la de siempre. Pero no. Con el correr de los días el mueble seguía allí; algunos días con menos libros, otros días con más.

“Al tercer día de observar un mueble con libros me acerqué. Ahí me enteré que era una biblioteca móvil y que podía llevarme un libro para leer. No lo dudé. Me traje a casa Una larga Huelga, de Victorio Paulón. Lo leí en 4 días y lo dejé en su lugar. La iniciativa me gustó tanto que decidí hacer limpieza en casa y donar libros que ya leí”, dijo Jorge, un vecino de la escuela. Y agregó: “los libros tienen que circular, no estar eternos en una casa llenándose de polvillo”.

 

La biblioteca está a la entrada de la Escuela N°14 Dr. Nicolás Avellaneda

 

Desde la escuela

Silvina Beltramo, directora de la escuela primaria N° 14 Dr. Nicolás Avellaneda contó a ¡MIRÁ! que la Vereda Literaria fue idea de la bibliotecaria Lorena Ojeda Oronales.

“Fue nuestra bibliotecaria la que un día trajo el proyecto a la escuela, convencida de que podría llevarse a cabo aquí y con buenos resultados. Lo había visto en Buenos Aires y, según investigó, también se hace en otros países del mundo”, dijo. Y agregó: “La idea es motivar a los adultos a que lean porque esa es la clave para que los niños también lo hagan. Imaginate que si un chico ve a su mamá, a su papá o a su abuelo llevarse un libro a la salida de la escuela, es probable que ese niño también quiera llevarse algo para leer a su casa”.

Contrariamente a lo que muchos pensaban, la biblioteca móvil viene funcionando muy bien. Los libros que se van, vuelven. ¡Y a veces multiplicados!

Los libros de la Vereda Literaria no forman parte de la biblioteca de la escuela. Fueron adquiridos exclusivamente para este proyecto.

“La idea fue armarnos de un stock de libros que seleccionamos por autores y categorías. Los vamos renovando cada quince días, con lo cual quienes ya se acercaron pueden volver a hacerlo porque hay otras publicaciones. Quienes tengan para donarnos, les pedimos que se acerquen y los dejen en el interior de la escuela”, finalizó la directora con la ilusión de que esta iniciativa se replique en otras escuelas de la ciudad.

 

 

En las Redes

La Vereda Literaria está en Facebook y en Instagram. Buscala en las redes sociales con ese nombre.

Deja tu comentario

comment-avatar

*