¡Mirá! las distintas costumbres del mundo para despedir el año

¡Mirá! las distintas costumbres del mundo para despedir el año

 

Así como en nuestro país es tradición estrenar una ropa interior de color rosado para recibir un nuevo año, también en otros lugares del mundo se festeja con alguna costumbre particular. Aquí, algunos ejemplos, que van más allá de los fuegos artificiales, muy típicos también en muchos países:

UVAS Y LENTEJAS: En España y algunos países de América Latina el año se despide comiendo doce uvas, que según la tradición traen buena suerte. Cuando suenan las campanadas de medianoche, la familia y los amigos se reúnen frente al televisor o en la plaza del pueblo y comen una uva por cada campanada. ¡Pero hay que tener cuidado de no atragantarse! Por eso, alguna gente les quita a las uvas la piel y las pepitas antes de metérselas en la boca.

En Italia y en Estados Unidos creen que la suerte la traen las lentejas, porque éstas recuerdan a pequeñas monedas. En el último día del año en esos países se acostumbra comer una sopa o un cocido de lentejas, porque mucha gente está convencida de que así atraen al dinero a casa. ¡Hace frío!

ROPA BLANCA, ROJA O AMARILLA: En México y Perú, es tradición vestir ropa roja o amarilla el día de Nochevieja. En España, al igual que en Italia, la gente estrena ropa interior roja, pero ¡nunca amarilla!. Ese color es el de la mala suerte en España. En Brasil, el color de ese día es el blanco. En la ciudad de Copacabana, por ejemplo, millones de personas se reúnen en la playa, vestidos de blanco y con flores de ese color en las manos.

TROCITOS DE PLOMO: En Alemania y en la República Checa se funden trocitos de plomo en una cuchara, utilizando el calor de una vela. Cuando el metal está líquido, se vierte en un vaso con agua y ahí se vuelve otra vez sólido, convirtiéndose en algún tipo de figura. La forma que tenga esa figura se usa para pronosticar lo que traerá el nuevo año.

Los checos también tratan de adivinar lo que traerá el nuevo año partiendo una manzana por el medio. Si los carozos están dispuestos en el corazón de la manzana en forma de una cruz, cuidado, puede ser un mal año. Si forman una estrella, en cambio, la buena suerte está casi asegurada.

AVES, NO: En la República Checa, además, son algo supersticiosos, ya que la tradición dice que en Nochevieja no se debe comer ni pato, ni pavo, ni gallina. ¡La gente cree que si se cena un ave, la suerte puede irse volando con ella!

SACAR LA MALETA: En México, la gente saca sus valijas o maletas a la calle en Nochevieja. Según la tradición, si se hace esto, el año nuevo traerá muchos viajes.

GOLPES PARA LA SUERTE: En Bulgaria, en el sudeste de Europa, van los niños de casa en casa en Nochevieja y Año Nuevo y le dan golpecitos a la gente con una rama decorada. Esto trae buena suerte. En retribución, los niños reciben golosinas, frutas, monedas u otros pequeños obsequios.

ARDEN LOS MUÑECOS: En Ecuador no sólo se encienden los fuegos de artificio el último día del año. También se queman grandes muñecos en la calle. Simbolizan todo lo malo que ocurrió durante el año que termina. Quemarlos significa evitar que se repitan las desgracias en el año que se inicia.

Fuente: DPA

Deja tu comentario

comment-avatar

*