¿Conocés la diferencia entre “evidencia” y “prueba”?

justiciaEl empleo de “evidencia” como mero sinónimo de “prueba” es desaconsejable, pues solo se pueden considerar evidencias las pruebas determinantes en un proceso, explica la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y el BBVA.

Por influencia de la voz inglesa “evidence”, que sí se aplica a cualquier prueba, cada vez es más frecuente su uso con este valor más genérico e impreciso, como en “Las evidencias no son concluyentes, pero los padres parecen elegir escuelas privadas pensando que son más ordenadas” y “La juez determinó que las evidencias no son suficientes, por lo que el futbolista se salvó de una condena en prisión”.

Según explica la Fundéu BBVA, el Diccionario académico ofrece dos significados de “evidencia”. El primero es ‘certeza clara y manifiesta de la que no se puede dudar’, según el cual una evidencia, en cierto modo, no necesita pruebas; el segundo es ‘prueba determinante en un proceso’.

Por tanto, tal como precisa el “Diccionario panhispánico de dudas”, se desaconseja el uso sistemático de “evidencia” para cualquier prueba, pues solo son evidencias las pruebas concluyentes y no las accesorias o secundarias.

En los ejemplos anteriores, concluye la Fundación del Español Urgente, lo apropiado es “pruebas”, pues por el contexto queda claro que estas no son “evidencias”: “Las pruebas no son concluyentes, pero los padres parecen…” y “La juez determinó que las pruebas no son suficientes, por lo que el futbolista…”.

Deja tu comentario

comment-avatar

*