¡Juno llegó a Júpiter!

juno-jupiterDespués de cinco años de viaje y de recorrer 2.800 millones de kilómetros, la sonda “Juno” alcanzó hoy la órbita de Júpiter, informó la NASA.

Con una maniobra de impulso final de media hora, la sonda se acercó hasta unos 4.500 kilómetros de las nubes del mayor planeta del Sistema Solar, más cerca que ninguna nave anterior. Mediante tonos de radiofrecuencia enviados por “Juno” los expertos controlaron la buena marcha del proceso desde Pasadena, California.

La sonda, que tiene el tamaño de un campo de baloncesto y pesa unos 3.500 kilos, fue lanzada en agosto de 2011 a bordo de un cohete “Atlas” desde el aeródromo de Cabo Cañaveral en Florida.

Cinco años después está lista para revelar “los secretos en el interior del planeta”, dijo la jefa de la misión en la NASA, Diane Brown. “Juno” orbitará en torno a Júpiter hasta febrero de 2018, en total 37 veces, y lo examinará con sus numerosos instrumentos científicos. Después, la NASA hará que la sonda se estrelle.

Los científicos esperan que la misión, que costó en torno a 1.100 millones de dólares (unos 1.000 millones de euros), les revele nuevos datos sobre la forma en que se formó el gigante gaseoso y por tanto también sobre el surgimiento de todo el Sistema Solar.

Júpiter es el planeta de mayor tamaño, con un diámetro de unos 143.000 kilómetros, y es asimismo el de mayor masa, más del doble que todos los otros siete planetas juntos. Es además el primero que se formó tras el surgimiento del Sol, por lo que incorporó la mayor parte de los restos de polvo y gases del Sistema Solar primigenio.

Investigar Júpiter no será fácil, advierte el científico de la NASA Scott Bolton. “No buscamos líos, buscamos datos. El problema es que cuando se busca en Júpiter el tipo de datos que recabará ‘Juno‘ hay que ir a los barrios en los que es fácil verse en líos”.

La radiación del planeta es extremadamente elevada y bajo sus nubes hay un fuerte campo magnético con hidrógeno bajo presión. Durante su paso por Júpiter la sonda sufrirá más radiación que si le sacaran más de 100 millones de placas de rayos X. Por eso, “Juno” lleva una capa protectora de titanio y es prácticamente “un tanque armado”, según Bolton.

No es la primera vez que Júpiter recibe visita de la Tierra. Ya recabaron datos sobre su composición al sobrevolarlo el “Pioneer 10” en 1973 y las dos sondas “Voyager” en 1979. La sonda europeo-estadounidense “Galileo” también rodeó Júpiter y se derritió al entrar en la atmósfera del planeta en 2003.

Deja tu comentario

comment-avatar

*