Las mejores técnicas y apps a la hora de prepararte para tus exámenes

EFE-niños-estudiar1Se acercan las épocas de exámenes y de recuperar materias, y muchos se preguntan: ¿Cómo hacer para recordar todo lo que tenemos que aprender? Al cansancio y a la falta de tiempo hay que agregarles las distracciones y las nuevas tecnologías que muchas veces nos juegan en contra. Pero no te preocupes. Hay muchos “trucos” y técnicas para estudiar aprovechando el tiempo y las herramientas del modo más sabio posible. Vos sólo tenés que descubrir cuáles son los que mejor te funcionan.

Aquí te presentamos algunos consejos de expertos para preparar mejor los exámenes y utilizar la tecnología a tu favor.

1- Ganá concentración.

Los celulares, ordenadores y las tabletas han robado parte de protagonismo al papel a la hora de estudiar. Cada vez se usan más, ya sea para leer los temarios o realizar mapas conceptuales online. Pero también pueden distraer fácilmente y perjudicar la concentración. Los avisos de la entrada de nuevos correos electrónicos o las interacciones en Twitter o Facebook son continuas y es importante desconectarse mientras uno estudia. Algunos expertos recomiendan una App llamada “Ommwriter”, que una vez instalada en el ordenador o dispositivo móvil, corta todo intercambio de informaciones a través de la Red.

2- Elaborá un calendario de estudio. Aplicaciones como Google Calendar, Sunrise Calendar, Awesome Calendar, o The Homework App son algunas de las mejores herramientas a la hora de organizarse. Lo mejor es utilizar un formato mensual que te permita visualizar todos los días disponibles de un solo vistazo. Hay que señalar las fechas de los exámenes y tachar los días en los que no te será posible estudiar. Además, hay que dividir los días de estudio en dos bloques (mañana y tarde) y distribuir de forma estratégica el tiempo que se destinará a las distintas asignaturas en función de su complejidad.

3- Creá mapas conceptuales online. Aplicaciones como Mindmeister o Vue permiten crear mapas conceptuales online. Al elaborar estos esquemas, se realiza un esfuerzo importante para distinguir lo esencial de lo superfluo y se procesa mejor la información. Estos mapas son como un árbol que entrelaza conceptos clave sobre una temática; aportando una visión global. Estas aplicaciones permiten trabajar de forma individual y colectiva; los mapas pueden ser diseñados por diferentes estudiantes desde distintos lugares, siempre y cuando estén conectados a Internet. Además, se puede garbar el proceso de elaboración del mapa y reproducirlo cuantas veces se quiera. Una vez finalizados, los estudiantes pueden quedar para exponer la parte que han realizado. Científicamente está demostrado que el aprendizaje colaborativo tiene ventajas en el proceso de adquisición de conocimientos.

4- La importancia de los foros. Ya sea a través de los campus virtuales de las universidades o de espacios web como Blogger o Wikispaces, el alumno puede crear foros para proponer distintas preguntas sobre la materia que va a examen y propiciar que el resto de estudiantes participen para dar la mejor respuesta. En ocasiones son los propios docentes los que generan estos foros como herramienta para ir guiando el proceso de estudio y despejar dudas durante el mismo.

5- Amplía tus apuntes. No te quedes solamente con lo dado en clase o lo recomendado por el profesor. Existen interesantes opciones en la web como la posibilidad de acceso a bibliotecas virtuales de todo el mundo o la utilización de herramientas como Google Académico, donde se pueden encontrar ensayos de autores de referencia te ayudarán a diferenciarte del resto.

6- Ponete a prueba. La mejor forma de preparar un examen es simularlo. Hay que analizar cuáles son las competencias que más valora el docente y atender a las pistas que da sobre cómo será el examen. Además de preparar una prueba tipo test o de desarrollo, el alumno puede consultar las publicaciones del docente para fijarse en la forma en que describe el fenómeno, en qué puntos se extendió más y qué priorizó.

7- Ayudate con gráficos. Cuando un profesor pide que se compare A con B no espera una explicación de A y B por separado. Es necesario identificar qué herramienta de aprendizaje puede ser útil según la temática: fichas, infografías, líneas de tiempo o gráficos con flechas que expliquen causas y consecuencias pueden ser de gran ayuda a la hora de fijar un texto extenso. No se trata de hacer esquemas de todo, sino de aquello que requiera una mayor profundización.

Deja tu comentario

comment-avatar

*