¿Por qué el cuerpo tarda en superar el jet lag?

EFE Jet LagUna investigación en ratones revela por qué el cuerpo tarda en recuperarse del jet lag. El hallazgo puede servir para el desarrollo de fármacos que ayuden a la rápida adaptación a los cambios de zona horaria.

Cientificos de la Universidad británica de Oxford han identificado el mecanismo que limita la capacidad del cuerpo para adaptarse a las modificaciones en los patrones de luz y oscuridad. El estudio ha demostrado que si se bloquea la actividad de este gen, los ratones se recuperan más rápidamente de las alteraciones en los ciclos de luz y oscuridad.

El reloj biológico interno sincroniza las funciones corporales como dormir y comer con el ciclo de luz y oscuridad en un día solar. Cuando se viaja a un país con zona horaria distinta, el reloj biológico se ajusta a la hora local pero sin prisa, lo que puede provocar varios días de fatiga y desorientación.

En los mamíferos, el reloj circadiano es controlado por un área del cerebro denominada núcleo supraquiasmático (SCN). Aquí se recibe la información tras detectarse la hora del día mediante la luz ambiental y la sincronización del reloj a la hora local. Un equipo de la Universidad de Oxford dirigido por Stuart Peirson y Russell Foster ha usado ratones para examinar los patrones de expresión de los genes en el SNC. El estudio ha sido publicado en la revista “Cell”.

Los investigadores han logrado identificar alrededor de 100 genes que se activan en respuesta a la luz, lo que revela una secuencia de acontecimientos que actúan para volver a sintonizar el reloj circadiano. Entre estos se ha encontrado una molécula, SIK1, que funciona como un freno para limitar los efectos de la luz. Cuando bloquearon la actividad de SIK1, los ratones se adaptaron rápidamente a los cambios en el ciclo de luz.

“Hemos identificado el sistema que impide activamente el reajuste del reloj del cuerpo. Si se piensa, tiene sentido contar con un mecanismo de amortiguación para proporcionar cierta estabilidad. El reloj tiene que asegurarse de que está recibiendo una señal fiable. Y si la señal se produce a la vez en varios días, probablemente tiene importancia biológica. Este mecanismo de amortiguación disminuye nuestra capacidad de adaptación a una nueva zona horaria y provoca el jet lag”.

Las interrupciones en el sistema circadiano se han relacionado tradicionalmente con enfermedades crónicas, como el cáncer, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Recientes investigaciones han descubierto que los trastornos circadianos se presentan en varias enfermedades mentales, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

“Aún estamos a varios años de obtener una cura para el jet lag, pero la comprensión de los mecanismos que generan y regulan nuestro reloj circadiano nos permitirá desarrollar medicamentos para ayudar al cuerpo a ponerse a tono con el ciclo solar. Estos fármacos podrían tener un valor terapéutico más amplio para las personas con problemas de salud mental”, dice Foster.

Deja tu comentario

comment-avatar

*