¿Sabés cómo se certifica un récord Guinness?

GuinnessConvertirse en poseedor de un record Guinness es un objetivo que guía a muchos humanos y su grado de dificultad dependerá de la destreza en la actividad en cuestión. Pero, ¿sabés cómo tu record llega a figurar en el gran Libro de los Guinness?

La organización que edita el Libro Guinness de los Records recibe alrededor de 50.000 propuestas anuales, cerca de 1.000 por semana, de personas, entidades o empresas que creen haber batido un record o que pretenden hacerlo.

Según aseguran, todas las peticiones abiertas correctamente (hay un formulario para hacerlo en su página web) son respondidas, bien dando el visto bueno el intento o bien desechándolo, porque no todas las proezas humanas pueden convertise en records.

Para que la respuesta sea afirmativa, deben reunir cuatro características: debe ser un record medible (el más alto, largo, viejo, pesado…), basado en una única variable (peso, velocidad, altura…), verificable y por supuesto, que pueda ser batido por otros.

Guinness deja fuera aquellos records que por su especificidad se consideran imbatibles y aquellos que sean susceptibles de poner en riesgo a las personas o a los animales.

La organización de los Guinness alerta de que las propuestas para inscribir records requieren un poco de paciencia. La aceptación del intento se demora al menos seis semanas cuando se trata de batir una plusmarca existente, y hasta doce cuando es un nuevo record.

Pasado ese tiempo, contestarán al interesado en si se trata de una marca aceptable para el Libro Guinness o si no lo es.

De ser aceptado el intento, la entidad informará al aspirante acerca de la documentación que deberá adjuntar para que el intento sea valorado y confirmado en caso de batir la marca anterior o establecer una nueva. Esto también es gratuito, pero la fórmula rápida (que un juez autorizado presencia in situ el intento) implica un pago. En el primer caso, habrá que ser muy riguroso con certificar todos los pasos de cara al record y quizá sea necesario contratar un notario que levante acta. En el segundo, la certificación puede ser inmediata, pues el juez está autorizado para hacerlo en caso de todo se haya hecho de forma adecuada.

¿Guinness paga algo a los nuevos plusmarquistas? Pues no. Con aparecer en el Libro de los Records y recibir un diploma acreditativo el aspirante debería darse por satisfecho.

Deja tu comentario

comment-avatar

*