Ladrón de diamantes se hace monje por remordimiento

DiamantesDesde hace más de 25 años Arabia Saudí y Tailandia mantienen un diferendo por unos diamantes y ahora el litigio vuelve a ser noticia porque el ladrón de aquellas piedras nobles ha decidido hacerse monje, según aseguró hoy, por remordimiento.

El espectacular caso de 1989 hizo que Tailandia se quedara sin embajador saudí hasta hoy en día.

El ladrón de esos diamantes, Kriangkrai Techamong, aseguró hoy que aquel acto destruyó su vida, y por ello ha decidio recluirse en un monasterio hasta el final de sus días para expiar la culpa.

El tailandés Kriangkrai trabajaba como empleado de la limpieza en el palacio de un príncipe en Arabia Saudí cuando robó en 1989 joyas por valor de más de 17 millones de euros (unos 19 millones de dólares). Huyó a Tailandia y poco después fue detenido. La policía tailandesa se incautó de gran parte del botín y lo devolvió.

Pero el príncipe aseguró que los diamantes devueltos eran piedras sin valor. La policía tailandesa rechazó estas afirmaciones.

Tres diplomáticos saudíes que intentaron seguir el rastro de las joyas verdaderas fueron asesinados en 1990 en Bangkok y un hombre de negocios desapareció.

Arabia Saudí acusó a las altas esferas tailandesas de participar en el complot. En 2014 cuatro sospechosos fueron liberados por falta de pruebas. Entre ellos había un policía.

Kriangkrai fue condenado en su país a cinco años de prisión por el robo.

Deja tu comentario

comment-avatar

*