La trágica historia detrás del origen de la palabra “eco”

1200px-Gran_Cañón_del_ColoradoEs una historia de amores no correspondidos la que origina esta antiquísima palabra, que llegó al castellano intacta tras cruzar continentes y civilizaciones durante casi treinta siglos desde la antigua Grecia hasta nuestros días

Eco era la ninfa de los bosques y las fuentes, amada por Pan, el dios de los pastores y de los rebaños. La ninfa no correspondía la pasión del dios flautista, pues amaba -también en vano- al bello Narciso quien a su vez sólo se amaba a si mismo.

Un día, finalmente, se encontraron y Narciso la miró con tanto desprecio, que Eco dejó de alimentarse y murió para convertirse en una roca fría y dura que desde el fondo de un valle repite hasta hoy la ultima palabra de cada cosa que allí se dice.

La palabra llegó al castellano proveniente del latín echo y éste del griego eko (sonido). El primer documento en que aparece en nuestra lengua data de 1570 y es en el diccionario toscano y castellano de Cristóbal de las Casas.

Fuente: “La fascinante historia de las palabras” (Ricardo Soca)

Deja tu comentario

comment-avatar

*