SSD y disco tradicional, una buena combinación para actualizar su PC

SSD y disco tradicional, una buena combinaciónSi sos capaz de construir con bloques de Lego, tampoco tendrás problemas para actualizar su ordenador. La mayoría de las computadoras de escritorio se construyen de forma modular, por lo tanto, es poco probable que haga algo mal al sustituir alguno de sus componentes.

Si su PC ya tiene algunos años, a menudo alcanza con incorporar un dispositivo de almacenamiento SSD (Solid State Drive). Un intercambio del disco duro giratorio por un SSD activa nuevamente su ordenador, según aconseja la revista “PC Magazine” (edición 1/2016).

El SSD es más rápido con respecto a un disco duro tradicional, tanto en la búsqueda de los datos como en las lecturas posteriores, pero es más caro por gigabyte.

Por eso, los expertos recomiendan una combinación de SSD y disco duro tradicional. En el chip SSD (128 o 256 gigabytes, a partir de unos 70 euros) se instala el sistema operativo y los programas utilizados con frecuencia, mientras que en el disco duro tradicional se guardan las fotos, películas y documentos.

La memoria SSD se puede instalar en general en todas las computadoras que no tengan más de diez años de antigüedad y que tengan un conector SATA. El actual puerto SATA III es compatible con versiones anteriores. Esto significa que los nuevos chips SSD se pueden conectar a los puertos SATA I o SATA-II.

Si ya no se usa el disco duro existente, los aficionados tienen dos opciones. Los discos duros con una velocidad de rotación de 5.400 revoluciones por minuto son silenciosos pero no tan rápidos como los modelos con 7.200 revoluciones. Sin embargo, estos pueden ser más ruidosos con mayor sobrecarga.

Deja tu comentario

comment-avatar

*