Un fósil español, evidencia mundial de la evolución del pelaje en mamíferos

FosilUna nueva especie hallada en el yacimiento conquense de Las Hoyas (centro), de hace 125 millones de años y bautizada como ‘el ladrón con espinas‘, evidencia la evolución del pelaje en mamíferos en el Cretácico Interior y se convierte en un fósil ‘paradigmático‘ en todo el mundo.

Así lo ha explicado en el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha (centro) la directora de la investigación en el yacimiento de Las Hoyas y de un equipo internacional que lidera la Universidad Autónoma de Madrid, Angela D. Buscalioni, después de que el hallazgo haya sido publicado en la revista científica Nature.

Este fósil fue hallado en julio de 2011 en el yacimiento de Las Hoyas, ubicado en La Cierva (Cuenca), y desde entonces han estado investigando sobre él un equipo internacional liderado por la Universidad Autónoma de Madrid con Buscalioni a la cabeza.

La nueva especie, ‘Spinolestes xenarthrosus‘ y bautizada coloquialmente como ‘el ladrón con espinas‘, era un mamífero de unos 25 centímetros desde la cabeza a la cola, que pesaba entre 50 y 70 gramos con melena en el cuello y una corta cresta que le recorría la espalda.

Es un ‘caso único en el registro mundial donde se conservan los distintos tipos de pelo, como melena, pelo primario o pelo corto‘, la misma cantidad y diversidad de pelo que se encuentra ‘en los mamíferos modernos‘, ha resaltado la experta.

Sin embargo, siguen investigando para conocer si tenía ‘vibrisas‘, un tipo de pelos rígidos especializados que poseen algunos animales, que de momento no se ha encontrado, ha agregado Buscalioni.

Era exteriormente parecido a un ‘roedor‘, aunque su anatomía interna era ‘totalmente diferente‘ dado que era ‘un bicho con una mandíbula muy poderosa‘ que vivió en uno de los primeros humedales tropicales del planeta, alimentándose posiblemente de insectos y larvas.

Tenía el pabellón auditivo desarrollado, vértebras lumbares con múltiples articulaciones y molares de tres cúspides, ha agregado.

Y ha destacado que es el primer mamífero de estas características completamente articulado de Europa y el primero del mundo donde se puede reconocer al detalle la evolución del pelo, lo que ha despertado el interés de la revista Nature.

Es decir, que el hallazgo demuestra que la evolución del pelo, junto con otras estructuras de la piel, no ocurrió gradualmente sino que tuvo lugar simultáneamente en el origen del linaje, al contrario de lo que se creía.

Deja tu comentario

comment-avatar

*