Indígenas viven con temor ante la deforestación de su territorio

EXPERTOS LATINOAMERICANOS ANALIZARÁN AMENAZAS Y OPORTUNIDADES DE LOS BOSQUES

Los indígenas ayoreo de la comunidad Cuyabia viven con un constante temor ante el avance de la deforestación en su territorio ubicado en la región del Chaco, en el noroeste de Paraguay, explicó a Efe el líder del grupo, Unine Cutamorajna.

El líder de la comunidad ayoreo de Cuyabia denunció que la Fiscalía no toma las medidas necesarias para impedir la deforestación, que avanza pese a que sobre esta área se encuentra en vigencia una medida cautelar que impide la construcción la deforestación en la parcela.

‘Nos asustan las máquinas y los guardias que entran con armas de fuego, no están protegiendo a mi comunidad‘, dijo Cutamorajna.

Alrededor de 20 familias viven atemorizadas y aisladas en el territorio, ubicadas en el distrito de Mariscal Estigarribia, departamento de Boquerón, en el Chaco paraguayo, aseguró.

Desde el 2010, cuando los indígenas fueron reubicados al territorio ancestral con la ayuda de las autoridades locales, la comunidad subsiste de la asistencia alimentaria que reciben de varias organizaciones, ya que no se sienten seguros para salir a cazar.

‘No salimos a trabajar por que no queremos dejar nuestro territorio, tenemos miedo a esos guardias de seguridad‘, explicó Cutamorajna, agregando que además los niños ya no asisten a la escuela.

El avance de la deforestación aumenta la ‘situación de vulnerabilidad‘ de los indígenas y amenaza a los grupos no contactados, que utilizan los bosques como refugio, explicó a Efe Maximiliano Mendieta, uno de los representantes legales de la comunidad.

El territorio ancestral de esta comunidad ayoreo consta de 25.000 hectáreas, de las cuales alrededor de 10.000 hectáreas están siendo ocupadas por empresas agrícolas y ganaderas, aseguró Mendieta.

Actualmente se está llevando a cabo el proceso de la mensura, para delimitar el territorio y sanear la sobreposición de títulos de propiedad. ‘Luego sigue otro proceso para negociar, y que les devuelvan todas las tierras perdidas, está muy complicado‘, agregó.

Deja tu comentario

comment-avatar

*