La mosca tsetsé se va adormeciendo en África

Tse TseAcostumbrada a propagar la enfermedad del sueño en África, la mosca tsetsé retrocede lentamente en partes del continente en medio de los esfuerzos para disminuir su población, que van del uso de pesticidas a la introducción de machos estériles.

Los intentos de acabar con esa plaga han comenzado a surtir efecto en países como Senegal, donde recientemente se ha eliminado esa mosca en una zona de la región de Niayes, cerca de la capital, y a punto está de ser erradicada en otra área cercana.

La región ‘será completamente liberada de la mosca tsetsé en el primer trimestre de 2017‘, dice el director del proyecto del Ministerio senegalés de Ganadería, Baba Sall.

Desde hace una década Senegal libra, con ayuda internacional, una batalla contra ese insecto que ha llegado a diezmar el ganado e invadir unos mil kilómetros cuadrados de superficie local. Una vez recogida y analizada la información, las autoridades llegaron a la conclusión de que se podía eliminar de forma permanente la mosca, aislada como estaba en la zona.

Entonces probaron la viabilidad de la técnica nuclear que permite esterilizar a los insectos machos y para ello recibieron ejemplares que habían sido sometidos a la radiación ionizante y que procedían de Burkina Faso, Austria y Eslovaquia.

Con trampas, pantallas, mosquiteros e insecticidas, cuenta Sall, lograron reducir al mínimo las poblaciones de la mosca tsetsé antes de soltar por tierra y aire a esos machos producidos en masa, que se aparean con las hembras silvestres sin dejar descendencia.

Se estima que el programa, que acaba de ser premiado en la Expo de Milán como ejemplo de buenas prácticas para la seguridad alimentaria junto con otras 17 iniciativas, podría aportar beneficios por valor de 2,8 millones anuales de euros a los ganaderos locales.

De acuerdo con la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), esa mosca transmite parásitos que causan una enfermedad que cada año mata a más de tres millones de cabezas de ganado en el África subsahariana.

En el continente se han contabilizado más de 75.000 casos de la tripanosomiasis africana humana o enfermedad del sueño, que afecta al sistema nervioso de las personas y lleva a sufrir desorientación, cambios de carácter, ataques epilépticos y hasta la muerte.

Deja tu comentario

comment-avatar

*