Cuentos y canciones viajan por escuelas a bordo de “la Biblioneta”

Imagen: revistadialogo.com.ar

Imagen: revistadialogo.com.ar

Música, actuaciones, danza, canciones y, en especial, muchos libros componen la esencia de ‘La Biblioneta‘, una biblioteca rodante que recorre Argentina en busca de escuelas, plazas y ferias en las que promover la lectura entre los más pequeños.

La idea surgió en 2011 de mano de María Jose ‘Majo‘ Turner, quien descubrió en un programa de televisión al colombiano Luis Soriano y a sus dos burros, Alfa y Beto, que cargan con los cuentos con los que el hombre se dedica a difundir la cultura por los rincones de su país.

A Turner se le ocurrió hacer lo mismo en Buenos Aires, pero en lugar de la ‘Biblioburro‘ surgió la ‘Biblioneta‘, una Volkswagen de 1986 decorada con dibujos de cataratas, montañas y otros paisajes característicos de Argentina.

‘Majo‘ afirma en una entrevista con Efe que le parecía ‘ideal, un espacio muy lindo y muy romántico‘ para poner en marcha un proyecto al que considera ‘una excelente excusa‘ para difundir la literatura.

En estos tres años y medio, ella se ha acercado a unas 150 escuelas de todo el país y, entre docentes, directivos, músicos y niños, unas 100.000 personas han podido disfrutar de esta original iniciativa que sale a la calle entre tres y cuatro veces por semana.

Al llegar al lugar en el que van a actuar, los integrantes de ‘La Biblioneta‘ despliegan los libros en alfombras de colores, colocan pequeños bancos de madera a su alrededor y se sumergen en canciones y relatos junto a los asistentes, que pueden ser desde niños con chupete hasta abuelos que buscan un rayo de luz ‘para poder ver una letrita pequeñita‘ de la obra que eligieron.

Para su fundadora, se trata de un momento ‘mágico‘ en el que el reloj se detiene y deja fuera la rutina para poner en marcha una celebración en la que comparten ‘amor, colores, música‘ y ‘muchos libros‘.

La ‘Biblioneta‘ no arranca sola: ‘Majo‘ siempre va acompañada de alguno de sus compañeros, como de su inseparable Carina Schmidt, quien pone la voz, la guitarra y las letras a un proyecto que no podría entenderse sin música porque ‘es la que convoca‘ a los asistentes, asegura la encargada de la parte sonora a Efe.

Para Schmidt, la música ‘es el inicio y el final‘, lo que ‘enhebra‘ y ‘conduce‘ el ritmo de la actuación, al pasar por los distintos estados de ánimo, ‘igual que los cuentos‘.

Cada vez que bajan de la camioneta, la primera reacción de los niños es la de sorpresa al ver un vehículo lleno de juguetes, cajones, colores y más de mil libros listos para ser utilizados.

Turner coincide y asegura que la ‘Biblioneta‘ les ha aportado ‘muchas alegrías‘, aunque admite que también han tenido algún que otro tropezón, como cuando en medio de una ruta por la sureña provincia argentina de Chubut, el motor se prendió fuego. ‘Pero continuamos‘, añade con una sonrisa.

Con ese espíritu han recorrido todo el país, manteniéndose con las aportaciones de familias, colegios y profesores, y, a veces, con ‘las pizzetas y las bebidas‘ a las que los invitan en las celebraciones en las que participan.

Al final, lo que importa ‘es llegar‘ y da igual la edad o los recursos económicos del público al que se dirijan.  Todos, en cualquier rincón del país, ‘se zambullen en los libros‘ y ‘los recorren y los comparten‘, porque, para Turner, la lectura es ‘una puerta al juego, a la imaginación y a compartir‘ y, en su caso, también es un viaje continuo a bordo de la ‘Biblioneta‘.

Trailer – La Biblioneta from Da Films on Vimeo.

Deja tu comentario

comment-avatar

*