Europa se prepara para la caída de un meteorito

meteorito_efeLos meteoritos han dado miedo a la humanidad desde el mismo momento en que se apuntó a que uno de ellos pudo ser el responsable de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años. Pero, desde que en 2013 una roca espacial causó 1.500 heridos tras caer sobre la ciudad rusa de Cheliábinsk, las alarmas se han encendido aún más.

Según marcan las estadísticas, cada 100.000 años una roca espacial gigante puede chocar contra la Tierra con consecuencias catastróficas. Y para evitar este negro panorama parece que las principales agencias espaciales se han “puesto las pilas”.

Todas ellas han aumentado sus esfuerzos en el sistema de detección de los asteroides cuya órbita pueda acercarse a la de la Tierra. Pero esto no basta. Una vez avistados y comprobada su posible peligrosidad el reto es desviarlos o destruirlos, una posibilidad que, según los expertos, ya permite la tecnología actual aunque aún no haya sido probada.

Antes incluso que viajar a Marte la NASA planea visitar un asteroide para desentrañar los secretos de estas rocas espaciales. La ecuación es simple y cargada de lógica, cuanto más se sepa sobre ellas, más sencillo resultará controlarlas. Aún más ambicioso es el plan de atrapar uno de ellos y llevarlo a la órbita de la Luna para que su fuerza de atracción lo mantenga sujeto. Una misión de este tipo serviría para probar la capacidad actual para redirigir los asteroides y permitiría estudiarlo con comodidad en las cercanías de la Tierra. Según sostiene la NASA, “en tanto en cuanto seamos capaces de usar un robot para desviar un asteroide de su órbita y trasladarlo a donde queramos, podremos aplicar estas capacidades para alejar cualquiera que llegue a amenazar nuestra seguridad”.

La agencia Rusa Roscosmos ha anunciado su intención de construir un escudo que proteja el planeta. No ha ofrecido, sin embargo, grandes detalles de cómo será esta red protectora más allá de que debería contar con telescopios en órbita para la detección, naves que permitan la exploración del objeto y, finalmente, misiles de interceptación para desviar el asteroide o destruirlo.

Educar a la población

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha ensayado la respuesta que debería darse ante la inminente caída de un meteorito de entre 12 y 38 metros y que viaje a 12 kilómetros por segundo. Se trata de valorar como podría reaccionar Europa ante una catástrofe de este tipo.

Los expertos han analizado cómo actuar 30, 26, 5 y 3 días antes del impacto así como una hora después. Por ejemplo, los días previos deberán ponerse todos los medios para conocer la masa de la roca espacial, su composición o el punto exacto de su impacto. Son datos que permitirían salvar un gran número de vidas. Incluso se ha analizado la información que debería ser distribuida a la opinión pública.

El meteorito de Cheliábinsk demostró que una de las principales asignaturas pendientes es educar a la población sobre cómo actuar en caso de un impacto. Muchos de los heridos fueron curiosos que se acercaron a las ventanas para ver el gran resplandor de luz del meteorito sin saber que éste iba acompañado de una onda expansiva que lanzó los cristales contra ellos.

A principios de mes 100 científicos y astronautas firmaron una declaración en la que solicitan a los estados más inversión ante la amenaza que suponen los meteoritos. Las agencias espaciales parece que piensan igual y han redoblado sus esfuerzos. Eso sí, cada una por su lado.

Fuente: Diario ABC – España

Deja tu comentario

comment-avatar

*