Internet será tan omnipresente como el aire que respiramos

Internet fluirá en el futuro en nuestras vidas como “la electricidad” y será menos visible pero omnipresente, según un informe del centro Pew Research, que sale a la luz justo cuando la web sopla las velas de su 25 cumpleaños.

El estudio publicado este mes ha contado con la participación de 2.558 expertos en tecnología que llegan a conclusiones “sorprendentemente” similares sobre los patrones que definirán internet en el año 2025.

Los expertos vislumbran un futuro en el que “la mayoría de la gente accederá de forma tan sencilla (a internet), que fluirá en sus vidas como la electricidad”.

Predicen que los aparatos móviles y artefactos informáticos que se usarán como prendas de vestir estarán conectados permanentemente a la web.

La mayoría coincide en que la proliferación de sensores inteligentes, cámaras, software, bases de datos y enormes centros de datos creará un tejido de información global, conocido como el “internet de las cosas”, en el que “todo” estará conectado a la web.

“Serán menos los que tengan que utilizar un teclado y un ratón o el dedo para interactuar con internet. No tendrán que estar necesariamente sentados frente a una pantalla, tecleando palabras o haciendo clic en vínculos para que la Red sea parte de su vida”, contó Lee Rainie, director del Centro de Internet del Pew Research.

En el futuro “internet será tan omnipresente, que estará en las prendas que vestimos, en las habitaciones en las que estamos, en los automóviles y autobuses en los que viajamos, en el paisaje”, dijo el experto.

Es decir, “estaremos permanentemente en internet pero sin pensar ni siquiera en ello”, algo similar a lo que ocurre ahora con la electricidad, “que no pensamos que está ahí y el único momento en el que nos acordamos es cuando deja de funcionar”.