Clases de natación para un bebé morsa

Morsa y su críaNadie nace aprendido. Esto también vale para las morsas. Cuando son adultos, estos mamíferos marinos pueden sumergirse a profundidades de hasta cien metros.

Pero para eso primero tienen que aprender a nadar. Eso es lo que está haciendo una cría de morsa que nació recientemente en el zoológico de la ciudad alemana de Hamburgo.

Su madre, Dyna, le está enseñando cómo usar sus aletas y moverse bajo el agua. Para ello, la madre obliga al bebé morsa a sumergirse y luego le ayuda a subir nuevamente. En medio de eso, lo amamanta.

Cuando sea grande, la morsa llegará a medir unos tres metros y pesará más de mil kilogramos.

Deja tu comentario

comment-avatar

*