¿Sabés qué son los “cromóforos”?

Da VinciUn estudio hecho sobre un famoso autorretrato de Leonardo da Vinci mostró que los “cromóforos”, los átomos que colorean las moléculas son los que ayudan a medir la degradación de los antiguos documentos y obras de arte en papel.

Un grupo de expertos en los procesos de degradación del papel, de Italia y Polonia, analizó un dibujo en tiza roja hecho sobre una hoja de papel de 33 por 22 centímetros entre 1510 y 1512 y que se considera un autorretrato de Da Vinci.

La obra se encuentra en la Biblioteca Real de Turín (Italia) y Da Vinci tendría unos 60 años cuando se hizo el dibujo.

A lo lago de los siglos la exposición a la humedad y el ambiente cerrado han tornado amarillento y, en algunas áreas, casi marrón, el papel, reduciendo el contraste con la tiza y, como resultado, ha disminuido la visibilidad del dibujo.

Joana Lojewska, profesora en el Departamento de Química en la Universidad Jagiellonian de Cracovia (Polonia), explica que “durante los siglos, las acciones combinadas de la luz, el calor, la humedad, las impurezas metálicas y ácidas y los gases contaminantes modifican el color blanco en el componente principal del papel antiguo: la celulosa”.

“Este fenómeno causa daño grave y afecta negativamente el disfrute estético de las antiguas obras de arte en papel”, añadió.

Los cromóforos, esto es los átomos que colorean a la molécula, son la clave para entender el proceso de degradación visual ya que se cuentan entre los productos químicos desarrollados por la oxidación durante el envejecimiento dentro de la celulosa.

Olivia Pulci, profesora en el Departamento de Física de la Universidad de Roma Tor Vergata, señaló por su parte que la decoloración amarillenta ocurre “cuando los cromóforos dentro de la celulosa absorben las gamas violeta y azul de la luz visible y dispersan mayormente las porciones amarilla y roja, lo cual resulta en la tonalidad marrón amarillenta característica”.

Para determinar la tasa de degradación del autorretrato de Da Vinci, las investigadoras crearon un método no destructivo que se centra en la identificación y cuantificación de la concentración de cromóforos en el papel. Ésto involucra la obtención de un espectro de reflectividad óptica de muestras del papel en las gamas de longitud de onda casi infrarroja visible y casi ultravioleta de la luz.

Los científicos esperan que este método, por el cual puede determinarse si la tasa de degradación es constante o se acelera, ayude a establecer métodos para la preservación de documentos y obras de arte de la antigüedad.

Deja tu comentario

comment-avatar

*