¿Sabés por qué tenemos hipo y cómo detenerlo?

Diafragma2El hipo, ese gracioso aunque molesto reflejo, sólo ocurre en mamíferos y es mucho más común en la infancia. Pero ¿sabés por qué tenemos hipo?

Una posible explicación es que, en el marco de la evolución, se produjo como una manera de expulsar el exceso de aire que se produce en el estómago durante la lactancia. Esto le permitiría a los bebés alimentarse durante más tiempo antes de sentirse llenos, de manera de que tuvieran una ventaja evolutiva.

El hipo es una contracción espasmódica del diafragma, seguida del cierre repentino de las cuerdas vocales y la epíglotis, lo que causa el sonido de “hip”.

Es un problema transitorio que suele durar unos minutos y en la mayoría de los casos es benigno. En raras ocasiones, el hipo puede durar días, semanas o meses siendo “hipo persistente”, que necesitará atención médica.

Algunas de las causas que lo provocan son:

– Comer en exceso.
– Comer muy rápido.
– Irritación del diafragma.
– Alteración en el estómago.
– Estados de nerviosismo o excitación.
– Alimentos o líquidos picantes o condimentados.
– Cualquier enfermedad o trastorno que irrite los nervios que controlan el diafragma.

¿Cómo detenerlo?

No existe una pauta clara para frenar el hipo, pero sí algunas sugerencias como:
– Tomar un vaso de agua fría.
– Aguantar la respiración.
– Tomar una cucharada de azúcar.
– Respirar repetidamente dentro de una bolsa de papel.

 

Deja tu comentario

comment-avatar

*