La batalla por un tesoro hundido

EFE Mercedes1Cinco años de litigio en los tribunales de Estados Unidos le costó a España recuperar el tesoro que llevaba la fragata «Mercedes» cuando se hundió en el Atlántico en siglo XIX y que la empresa cazatesoros Odyssey robó en 2007 del fondo del mar.

La exposición «El último viaje de la fragata Mercedes» muestra ahora en Madrid parte del patrimonio recuperado y recrea el expolio de Odyssey y la larga lucha ganada ante la Justicia de EEUU.

Además contextualiza el momento histórico en el que el buque de la Armada española se hundió en 1804 frente a la costa de Portugal.

El buque «Nuestra Señora de las Mercedes» llevaba casi 600.000 monedas de oro y plata acuñadas durante los reinados de Carlos III y Carlos IV cuando se hundió el 4 de octubre de 1804 en un combate naval con la flota inglesa frente a las costas de Portugal.

Junto a otros tres buques de la Armada española regresaba de tierras americanas cuando atacaron cuatro fragatas inglesas, que hundieron la «Mercedes».

EFE MercedesMás de dos siglos después, en 2007, la empresa cazatesoros Odyssey sacó las monedas y se las llevó a Estados Unidos, sin desvelar el lugar en el que las había encontrado, asegurando que el barco del que las había sacado era un buque comercial.

«Odyssey no solo violó la ley sino que profanó la tumba de al menos 275 personas, entre ellos 11 niños, destrozando un yacimiento arqueológico», asegura la comisaria de la muestra, Carmen Marcos.

El tesoro está valorado en cerca de 474 millones de dólares, pero su valor cultural trasciende esa cifra.

El litigo en Estados Unidos terminó en febrero de 2012, cuando un juez federal ordenó a Odyssey devolver las monedas a España. Perú ha reclamado siempre parte de ellas, las que llevan la efigie del rey Carlos IV, con el argumento de que Lima fue el lugar donde se acuñaron en 1796.

EFE Mercedes2La exposición de Madrid muestra ahora parte de las monedas recuperadas, que desde su regreso a España se exponen de forma permanente en el Museo de Arqueología Subacuática de Cartagena (ARQUA), en el sur de España.

Pero incluye también documentos que fueron clave para ganar el litigio en Estados Unidos, restos arqueológicos procedentes de la fragata, testimonios escritos de supervivientes del hundimiento de 1804, así como reconstrucciones y modelos a escala, entre otras.

Deja tu comentario

comment-avatar

*