Inician gigantesca observación del universo oscuro desde Chile

supernova-ciencia-efe-El radiotelescopio más grande del mundo, ALMA, comienza desde esta semana sus fases más amplias de observación del universo oscuro, buscando desentrañar los secretos sobre la creación de las primeras galaxias y planetas del cosmos, dijo el director de este observatorio, Pierre Cox.

“La sensibilidad de ALMA es muy grande. Podemos observar las primeras galaxias. También podemos analizar la astroquímica de las nubes donde se forman las estrellas”, explicó el científico.

ALMA, ubicado a 5.300 metros de altura en el llano de Chajnantor del altiplano chileno, es un conjunto de 66 antenas capaces de recibir en conjunto de ondas de radio provenientes del universo oscuro, cercano al momento mismo de la creación sideral, el llamado Big Bang.

En ese sentido, Cox anticipó que ALMA revolucionará la astronomía y, por ende, la propia física. “Lo más importante son los descubrimientos sorpresa, que cuestionan las teorías”, sostuvo.

Sobre lo mismo, indicó que la observación a través de las antenas de ALMA, cuya instalación fue completada el viernes, ya permitió introducir nuevos temas en los debates astronómicos.

Por ejemplo, el estudio de la materia oscura, componente del cosmos que no emite suficiente radiación electromagnética para ser detectada con los medios ópticos, pero cuya existencia se puede deducir a partir de los efectos gravitacionales que causa en la materia visible, tales como estrellas o galaxias.

Los estudios ya efectuados en el Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA), con sólo unas 40 antenas operativas, mostraron además que las primeras galaxias comenzaron a constituirse apenas 1.000 millones de años luz luego del Big Bang.

Las antenas del radiotelescopio ALMA facilitarán además la detección de agua en el Universo, cuya existencia es clave para la presencia de vida extraterrestre.

Deja tu comentario

comment-avatar

*