Conocé las misteriosas esferas de piedra de Costa Rica

EFE Esferas-de-piedra-indígenas1 Las Esferas de Piedra de Diquís, en Costa Rica, y el Parque Nacional del Himalaya, en la India, forman parte de los nueve sitios que se sumaron a la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Los asentamientos cacicales precolombinos con esferas de piedra de Diquís se sitúan en el sur de Costa Rica y suponen un “testimonio excepcional” de los complejos sistemas sociales, económicos y políticos imperantes en el periodo comprendido entre los años 500 y 1.500.

El sitio arqueológico alberga túmulos, áreas pavimentadas, sepulturas y, en particular, una serie de esferas de piedra de 0,7 a 2,57 metros de diámetro “cuya fabricación, utilización y significación siguen constituyendo en gran parte un misterio”, señala la organización.

Las esferas, perfectas en su forma, permanecieron enterradas durante siglos bajo gruesas capas de sedimentos, lo que podría explicar que hayan logrado salir indemnes del saqueo de que ha sido víctima la gran mayoría de los sitios arqueológicos costarricenses.

¿Qué son estas esferas?

Las misteriosas esferas de piedra de Costa Rica se hicieron mundialmente famosas por aparecer al inicio de la película “En busca del arca perdida”, en la que una de estas reliquias, obviamente una maqueta, rodaba a gran velocidad a punto de aplastar al mismo Indiana Jones.

EFE Esferas-de-piedra-indígenas

Actualmente, se conoce la existencia de 300 de estas esferas de distinto tamaño -la más grande pesa unas 16 toneladas y mide dos metros de diámetro-, la mayoría concentradas en la región del Delta de Diquís.

Los científicos no saben para qué se hicieron ni qué sentido les daba la gente que las construyó. Creen que las rocas más antiguas fueron elaboradas el año 600 después de Cristo, aunque casi todas aparecieron alrededor del año 1.000, antes de la conquista española. La incógnita de su origen ha fomentado las más disparatadas teorías, desde que están asociadas con la pérdida del continente de la Atlántida, hasta que están relacionadas con Stonehenge o con las estatuas de la isla de Pascua.

Por ahora, nadie se sabe para qué se hicieron, los investigadores sólo cuentan con los datos arqueológicos para tratar de reconstruir el contexto en el que fueron fabricadas, ya que la cultura de las personas que las hicieron se extinguieron poco después de la conquista española.

Lo único cierto es que hoy, estas impresionantes esferas ya son patrimonio de toda la humanidad.

Deja tu comentario

comment-avatar

*