¿Sabías que el agua de la Luna se distribuye de forma heterogénea?

EFE LunaEl agua detectada en muestras de roca recogidas en la Luna por los astronautas del programa Apolo no se distribuye de forma uniforme por todo el satélite terrestre, según un estudio publicado en la revista británica Nature Geoscience.

Un equipo de astrónomos liderados por Katharine L. Robinson, del Instituto de Geofísica de la Universidad de Hawai (EEUU), analizó diferentes muestras de gramos minerales y rocas basálticas procedentes de la Luna y, además de confirmar que poseían agua, detectaron que su cantidad variaba de unas a otras.

Cuando los astrónomos del Apolo trajeron en 1969 las muestras de rocas lunares, los primeros análisis concluyeron que la Luna era un satélite sin agua. Sin embargo, estudios más profundos realizados después revelaron que los granos minerales piroclásticos -procedentes de un volcán- tenían una cantidad notable de agua.

Según el estudio, si esas rocas todavía poseen agua después de la evaporación que debieron sufrir durante el proceso de erupción, en el que las altas temperaturas provocan la desaparición del agua, se puede deducir que la lava de la que se formaron debía contener 100 partes por millón (ppm) de agua, una concentración similar a la de algunas rocas del manto terrestre.

La lava que emanó desde las enormes llanuras de basalto de la Luna contenía una cantidad apreciable de agua, según se observa en las muestras extraídas de esas zonas.

Por el contrario, la apatita -un mineral de fosfato de calcio encontrado en las muestras que se extrajeron de la corteza lunar más antigua- tenía mucha menos agua que el basalto y los granos minerales, lo que demuestra que la distribución de agua no es uniforme en el satélite terrestre.

El origen de la Luna

“Este descubrimiento proporciona una nueva herramienta para conocer el proceso de origen de la Luna. La conclusión más importante es que el interior de la Luna contenía agua”, según el estudio, que no consigue determinar la cantidad total de agua lunar, su distribución exacta y su composición isotópica.

“Es posible que el agua de la Luna se añadiera después de su formación. Los estudios sobre el agua en el interior de la Tierra están empezando y está claro que se necesitan más datos. Lo importante es que la concentración de agua varía dentro de la Luna y y esa variación puede ser un marcador útil para conocer su formación”, según este estudio.

EFE Futuro

Deja tu comentario

comment-avatar

*