La revolución de  las energías renovables

La revolución de las energías renovables

La emisión de gases que provocan el efecto invernadero aumenta sin cesar. Si no se toman medidas radicales, los niños vivirán en un mundo cuatro grados más caliente.

EN LA CUMBRE DEL CLIMA DE CANCÚN, en 2010, los países adoptaron la meta de los dos grados Celsius, un acuerdo para limitar el uso de energías contaminantes y conseguir que el aumento de la temperatura en el planeta se limitara a esos dos grados, en comparación con los registros existentes de la era preindustrial.
Si no se cumple esa norma, los expertos creen que se encontraría amenazado el futuro de la Tierra. Ahora, los científicos advierten sobre el crecimiento desbocado de las emisiones de CO2, y calculan que, actualmente, las chimeneas de las fábricas y los caños de escape de los coches lanzan a la atmósfera 570 mil millones de toneladas anuales de CO2, lo que lleva a pensar que seguramente la temperatura del planeta aumentará más de dos grados.

Hacer lo mismo con menos
El potencial de la energía renovable fue analizado por varios organismos internacionales, que llegaron a la conclusión de que casi el 80 por ciento de las necesidades energéticas del planeta para el año 2050 podrían cubrirse gracias a estas energías. Eso, teniendo en cuenta que para esa fecha se calcula que la población mundial sumaría 9 mil millones de habitantes.
Algunos estudios consideran incluso que la llamada “energía primaria” podría ser un 60 por ciento más eficiente, es decir que podría hacerse lo mismo gastando menos. Y hay potencial para crecer en esa dirección. Por ejemplo, en los edificios, donde podría ahorrarse un 80% de la energía con medidas tan simples como mejorar el aislamiento y usar tecnología eficiente.
Asimismo, el 84 por ciento de la demanda mundial de energía se vería cubierta por las energías renovables. La mayor parte provendría de la energía solar (28%), seguida por la geotermia (24%) y biomasa (15%).
La energía eólica aportaría el 10 por ciento, mientras que la generada por las olas y las mareas sumarían un dos por ciento.

 Glosario

Energías renovables
Son aquellas que, tras ser utilizadas, se pueden regenerar de manera natural o artificial. Existen varias fuentes de energía renovables: energía mareomotriz (la que proviene de las mareas), la hidráulica (proveniente de embalses), eólica (generada por el viento), solar, y la energía de la biomasa (proveniente de la vegetación).

Gases de efecto invernadero
Son los gases que atrapan el calor en la atmósfera, contribuyendo de esta manera al calentamiento global. Algunos de los gases de efecto invernadero ocurren en la naturaleza (vapor del agua, dióxido de carbono) y otros son producidos por el hombre (los aerosoles, por ejemplo). Los procesos naturales absorben un parte de los gases, pero las actividades industriales resultan en una sobrecarga para los mecanismos naturales.

 

En Argentina

Argentina es uno de los países con más potencial para las energías renovables.
En la Patagonia tenemos una fuente inagotable de energía: el viento. Es de los mejores del mundo en su tipo para generar electricidad por su intensidad y constancia.
A su vez, en el noroeste tenemos muchos días de sol fuerte al año para la energía solar, mientras que la zona cordillerana posee una gran cantidad de sitios para la energía geotérmica. La larga línea de costa contra el océano Atlántico, por su parte, puede aportar una fuente inagotable de energía oceánica, mediante mareas u olas.
Si Argentina se lo propone, podría suplir la totalidad de su consumo eléctrico con energías de fuentes limpias y renovables, e incluso podría llegar a ser exportadora neta.

 

 

Deja tu comentario

comment-avatar

*